Bogotá, Colombia.

Carrera 62 # 103 – 44, Edificio Torre del Reloj, Oficina 403, Sede Norte

Cra. 17 #15-46, Of. 302, Sede Sur

Este es un problema muy común que se ha presentado a los detectives privados en Medellín y en general todas las ciudades del país; ¿son realmente fiables los detectores de mentiras? Tiene críticos y defensores, pero es importante resolver esta duda puesto que, si bien no resulta una prueba clave dentro de un juicio, sí es una herramienta útil en diferentes procedimientos administrativos como la selección de personal o los descargos corporativos que se desarrollan de la mano de los investigadores.

Breve conceptualización del polígrafo

El origen de la prueba de polígrafo Bogotá se basa en una premisa básica: las emociones de una persona se pueden leer a partir de sus respuestas fisiológicas; esto significa que, si alguien tiene miedo, su frecuencia cardíaca y sudoración aumentarán, lo que se puede asociar a cuando está mintiendo.

Este fue inventado hace más de un siglo cuando los estudios de William Marston se enfocaron en las mediciones de la presión arterial, creando lo que llamó la curva de truco. El trabajo de otras figuras clave se incorporó al concepto de Marston, mejorando la versión anterior e introduciendo la respiración.

Así el polígrafo comenzó a utilizarse en el trabajo de los investigadores privados a comienzos del siglo XX, inicialmente a manera de evidencia para criminales y posteriormente implementado en otras áreas de la selección de personal dentro de una compañía.

¿Cómo funciona?

El polígrafo utiliza dos pruebas diferentes que son las más utilizadas y basadas en preguntas; su propósito es causar confusión emocional que indique si una persona está mintiendo o no.

CQT

Por un lado, está el CQT o Test de la Pregunta de Control, el cual se basa en tres tipos de preguntas:

  • Irrelevante: no proporcionan información importante, por lo que nadie se activa al recibirlos.
  • Relevantes: son esenciales en la investigación e inducen respuestas y actividades físicas y emocionales.
  • Control: son preguntas vagas e imprecisas que no pueden responderse negativamente sin dudarlo. No están relacionados con el caso, pero pueden ser similares al problema actual y brindar un control con el cual comparar los resultados.

GKT

En este caso, la prueba de conocimiento mínimo que un potencial delincuente debe tener sobre la situación; se emplean preguntas que se hacen con múltiples respuestas, aunque en realidad solo una es correcta. El interrogado sabrá elegir la opción adecuada y, por tanto, tendrá una mayor reacción cuando se le presente la oportunidad. Sin embargo, las personas inocentes no sabrán nada, por lo que el nivel de activación será menor.

¿Existe un ejemplo del funcionamiento fiable del polígrafo?

En Colombia, el uso del polígrafo por parte de los investigadores privados está permitido y regulado por la Resolución 2593 de 2003 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada y uno de los mayores ejemplos ocurre en las empresas, en donde los empleadores pueden utilizar este tipo de pruebas siempre que cuenten con una autorización por escrito y respeten sus derechos fundamentales.

Aunque la justicia haya decidido que no es una prueba legítima dentro de un juicio, aún sigue siendo una herramienta muy útil en procesos corporativos,  donde los detectives privados en Medellín realizan procedimientos investigativos, en busca de conocer más detalles de una persona o hecho que afecte de alguna manera el futuro de la compañía. Un caso particular es en la selección de personal, donde se implementa con el fin de comprobar que lo que está en el currículo es cierto y sí cumple con los requisitos del cargo.

Así mismo, las empresas suelen utilizarlo en investigaciones internas o determinar si las acciones de los empleados son inapropiadas respecto a lo que se ratifica en los reglamentos internos de la compañía. Sin embargo, como hemos señalado reiteradamente, la Corte Suprema de Justicia y la Corte Constitucional defiende que los resultados de las pruebas no pueden ser utilizados a manera de prueba en un juicio o sanción y únicamente se debe emplear en forma de método de ilustración de datos con el cual apoyar una investigación más exhaustiva.

El polígrafo se usa comúnmente en puestos que son responsables ante otras personas o empresas donde se manejan grandes cantidades de dinero o datos confidenciales. Gracias a eso, intenta asegurarse de que la persona en el cargo o el candidato tenga las cualidades necesarias, pero esa no es la prueba final; por lo que requerirá de los detectives privados en Medellín que encuentren e indaguen la verdad de los hechos evaluados o investigados.

Por lo que si la pregunta es si es viable el polígrafo, la respuesta es que sí, siempre y cuando tenga propósitos investigativos y sirva de parámetro para iniciar una investigación por parte de los detectives privados en Medellín si desea conocer más, llámenos al (601) 629 0498 o escribanos al WhatsApp +57 300 912 0542.